Innovación
Apple está decidido a acabar con la competencia y se la está jugando con el iPhone 8, que promete quitar las funciones de lectura de huellas y sustituirlas por el análisis de rostro para desbloquear el dispositivo y autorizar compras. Y es que la última gama de iPhone contará con un escáner de rostro e iris, capaz de hacer las acciones que hoy en día se realizan con Touch ID. Se supo que hay intenciones por parte de Apple que el desbloqueo por conocimiento de rostro sea muy rápido y se realice en cuestión de milisegundos, sin embargo, el portal Bloomberg afirmó que la función está en fase de desarrollo y que podría no llegar al producto final. Otra característica que tendría es un nuevo sensor 3D que incluso funcionará cuando el celular esté sobre una mesa, sin necesidad de estar tan pegado al rostro del usuario o directamente enfocado hacia él. Las primeras pruebas demuestran que sólo reconoce rostros en 3D, lo que dificulta usar una imagen impresa de la cara y los ojos del usuario para engañar. Expertos indican que el Galaxy S8 tiene reconocimiento de iris, pero que se puede engañar. Trascendió además que el iPhone 8 no tendrá el lector de huellas integrado en pantalla ni ubicado en la espalda del celular. Por último, la pantalla del iPhone 8 tendrá la misma tecnología ProMotion que la del iPad Pro de 10.5 pulgadas anunciada hace apenas unas semanas y que permite tener una velocidad de actualización más rápida. Como rumor extra se supo que Apple estaría probando un botón virtual para reemplazar al botón de inicio, e incluso, que estaría analizando la idea de agregar nuevos gestos a la pantalla, como la de deslizar el dedo en el centro de la pantalla para invocar algunas acciones, ¿Podremos ver realmente todas estas características? Habrá que esperar el verdadero producto final.      
0