Innovación
El acceso a memorias digitales de bolsillo a prueba de campos magnéticos ya no es ciencia ficción. El pequeño prototipo de memoria USB inmune a los campos magnéticos fue presentado por un equipo de la Academia de Ciencias de la República Checa (AV), liderado por el checo Tomas Jungwirth y donde participa el español Xavier Martí. Jungwirth investiga las propiedades del antiferromagnetismo, y ha conseguido grabar información en un chip fabricado a partir de una aleación de cobre, manganeso y arsénico, materiales con esa propiedad magnética tan particular. Esa información, dadas las características de estos materiales, permanece invisible a los campos magnéticos, ya que en los antiferromagnéticos el magnetismo se anula. La revista Nature se hizo eco de estos avances, algo que hasta ahora se consideraban ciencia ficción. El físico francés Louis Eugène Félix Néel, premio nobel de Física en 1970, descartó la posibilidad de usar los materiales antiferromagnéticos como memorias. Casi cincuenta años después, Jungwirth mostró una memoria de bolsillo basada precisamente en el antiferromagnetismo.
0