redes sociales
La cadena de restaurantes de comida rápida, Chicken Treat, ha hecho algo nunca antes visto: contrato un nuevo miembro en su equipo, para que se encargue de su cuenta de Twitter. No se trata de un ser humano ni un robot, sino de una de una gallina. A la gallina que lleva por nombre Betty, le ha tocado unas semanas duras, pues desde el 7 de octubre está tuiteando. Pero cómo la gallina no sabe escribir, sus contenidos resultan bastante complicados de interpretar. Más bien, parecen jeroglíficos. Esta iniciativa de colocar una gallina como Community Manager, es en realidad una campaña de marketing que está realizando la cadena de comidas australiana.  La idea es mantener a Betty en el puesto hasta que logre escribir una palabra de cinco letras y que coincidentemente figure en el diccionario. Para que pueda trabajar, se le ha instalado un teclado en el suelo de su jaula. Seguramente le causa curiosidad al pasar sobre él, ya que, intenta picotearlo y así se logra producir la escritura. Pero Betty no está sola. Es acompañada por un ayudante humano que se encarga de enmarcar sus frases para luego compartirlas en Facebook y publicar vídeos. Por el momento, ha sabido teclear la palabra “bum” que significa trasero.  
0