Innovación
El gigante de comercio digital Amazon retrasará por problemas técnicos la apertura al público de su primer supermercado sin línea de cajas, Amazon Go, que estaba previsto para finales de este mes, informó The Wall Street Journal. Ubicada en Seattle, la tienda funciona en modo de prueba para empleados desde diciembre, pero la tecnología que cobra automáticamente a los clientes al salir del establecimiento ha experimentado problemas cuando hay mucha gente. Las cámaras, sensores y algoritmos que siguen a los compradores y rastrean los productos funcionan “impecablemente solo si hay un pequeño número de clientes presente o sus movimientos son lentos”, dice el Journal, citando fuentes conocedoras de la operación. No obstante, la puntera tecnológica se topó con obstáculos al rastrear a unas 20 personas que ocupaban el supermercado al mismo tiempo, y también al localizar la etiqueta de los productos cuando habían sido movidos de su lugar específico en los estantes. Amazon no ha confirmado este retraso, aunque en diciembre anunció que la tienda, que ocupa una superficie menor a 170 metros cuadrados, estaría lista para el público general “a principios de 2017”. En aquel momento, la compañía anunció que estudiaba abrir más de 2.000 supermercados a partir este año y que estaba desarrollando un formato multifuncional de tiendas con opción de recogida en la puerta. En un vídeo en su web, Amazon muestra el concepto del supermercado Amazon Go, en el que los clientes entran utilizando una aplicación móvil como llave de acceso y pueden ver el cargo de la factura de su compra nada más salir, sin pasar por los habituales cajeros.
0

Innovación
El primer robot instructor de ping-pong del mundo, FORPHEUS, capaz de evaluar el nivel de su contrincante y adaptar su modo de juego, fue una de las estrellas la feria tecnológica japonesa CEATEC. El robot de 2,7 metros de altura y con forma de araña de tres patas, recibió un certificado Récord Guinness como el “primer robot instructor de tenis de mesa“. El FORPHEUS emplea un sistema de aprendizaje secuencial para evaluar las habilidades de su oponente, al que clasifica como “principiante”, “intermedio” o “avanzado”. Equipado con cámaras y sensores, el robot del fabricante de componentes electrónicos Omron, una versión mejorada a la que se presentó en la pasada edición de la feria, y  busca “promocionar el desarrollo mutuo entre el humano y la máquina”, indicó la compañía en un comunicado. La inteligencia artificial (IA) que posee permite al aparato adaptar los parámetros para controlar la devolución de la pelota sobre la mesa de juego con una precisión de 5 centímetros  y además se ha pulido la tecnología 3D de reconocimiento de la bola. El robot adapta su estilo de juego, lo que permite incluso a jugadores inexpertos enfrentarse a FORPHEUS.
0