Innovación
Los bomberos de Rio de Janeiro están usando drones equipados con cámaras y salvavidas flotantes para agilizar los rescates y evitar accidentes en las playas de Copacabana e Ipanema. Los drones con ayuda de la cámara, localizan la posición exacta de la persona en peligro, y lanzan una boya para que la persona permanezca en la superficie hasta que leguen los salvavidas; según  explicó el comandante de la Agrupación Marítima de Copacabana, Fernando Santos. Las pequeñas aeronaves no tripuladas permitirán a los bomberos que trabajan como salvavidas, una visión más allá de la línea del oleaje. Los equipos de salvamento cuentan también con motos acuáticas, lanchas y aeronaves. Para la operación de los drones, los pilotos tuvieron que hacer un curso de formación de 240 horas de duración.
0