Cultura Geek
La galería Saatchi de Londres explora en la exposición “From Selfie to Self-Expression“, la naturaleza artística de los autorretratos, que han cobrado una nueva vida en los últimos años con la popularización de los teléfonos móviles con cámara. La muestra es una “historia del selfi desde los viejos maestros hasta el presente”, cuyo objetivo es “celebrar el verdadero potencial creativo de una forma de expresión a menudo ridiculizada por su trivialidad”. La galería londinense ha reunido autorretratos de artistas clásicos como los neerlandeses Vincent van Gogh y Rembrandt, y el español Diego Velázquez. Esos trabajos se muestran junto con obras de creadores contemporáneos como los británicos Tracey Emin y Christopher Baker, y el mexicano Rafael Lozano-Hemmer. La marca de tecnología china Huawei ha colaborado en una exposición en la que también se exhibirán las obras de diez jóvenes fotógrafos británicos tomadas con teléfonos móviles de esa compañía.
0

Innovación
La cámara Kiba es un gadget capaz no solo de capturar los mejores momentos del día a día de un usuario, sino que además tiene la capacidad de realizar edición de video, con transiciones, efectos y pistas de audio de forma automática utilizando imágenes y clips cortos de vídeos. Kiba cuenta con su propio algoritmo que le permite seleccionar hasta 20 segundos de grabación en video por cada captura. Para posteriormente organizar los clips, armar un video y luego almacenarlos en la nube. Esta novedosa cámara cuenta con tres modos: momentos del día, eventos programados y modo comando de voz, donde los usuarios podrán indicarle vía voz “Kiba record” para realizar grabaciones de vídeo de 30 segundos de duración o “Kiba selfie” para realizar una captura automática obteniendo una imagen de 13 MP. La cámara que tiene un diseño que sin duda rompe los esquemas está, disponible en cuatro colores y tiene un costo de 199 dólares.
0

Innovación
Lily es capaz de seguir al usuario mientras desarrolla alguna actividad deportiva y grabar la ejecución en HD El drone Lily tiene un aspecto amigable y según sus creadores es capaz de volar durante 20 minutos seguidos o en funcionamiento durante 4 horas. Según sus características no dispone de batería intercambiable. Puede volar hasta 40km/h a una altura mínima de 1,75 metros y una altura máxima de 15 metros. Se trata de un drone completamente funcional y autónomo que tan solo tienes que lanzarlo al aire mientras llevas puesto un pequeño aparato que sirve de baliza de seguimiento, es decir, donde Lily debería apuntar su cámara. La idea de Lily es que se puedan grabar vídeos de deportes de acción al aire libre sin necesidad de usar cámaras acopladas al cuerpo como GoPro, si no que todo sea visible desde un mejor ángulo por encima de tu cabeza y donde puedes ver más de lo que está pasando. Su cámara de 12 megapíxeles puede grabar vídeo en 1080p a 60fps, incluida una modalidad a cámara lenta a 120fps en resolución 720p.
0