Web TV
Las autoridades de California exigieron a Uber que deje de usar vehículos autónomos (sin conductor) en las calles de San Francisco hasta que obtenga el permiso requerido para continuar con la experiencia piloto. A través de una carta dirigida a Uber, el director adjunto del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV), Brian Soublet, aseguró que es “ilegal” emplear vehículos autónomos en vías públicas sin el permiso correspondiente. La reacción de las autoridades californianas llegó el mismo día en el que Uber empezó a probar en las calles de San Francisco un pequeño número de vehículos autónomos con los que amplió el programa piloto que la empresa de transporte inició en septiembre en la ciudad estadounidense de Pittsburg. En su estreno, al menos uno de los vehículos de Uber cometió una infracción de tránsito al saltarse un semáforo que llevaba unos tres segundos en rojo mientras un peatón cruzaba por el paso de peatones, de acuerdo con un vídeo grabado por un taxi con licencia de la ciudad. Uber admitió la infracción que calificó de “error humano” y de la que culpó al conductor que está al volante solo para emergencias. Antes de recibir la carta del DMV, Uber había defendido en un comunicado que, tras estudiar “de forma detallada este asunto”, considera que no necesita el permiso para poner los vehículos autónomos en las calles de San Francisco. Los vehículos del programa de Uber contarán con una persona detrás del volante que solo manejará el automóvil si la tecnología no responde a las circunstancias de la circulación.
0