Internet y Negocios
Según una investigación publicada por The New York Times, una empresa de software chino que presta su servicios a varios fabricantes de teléfonos en ese país, podrá haber espiado a más de 700 millones de teléfonos, e incluso reenviar SMS de forma secreta a China. La responsable de la instalación del software espía es la empresa Shanghai Adups Technology, que depende del gobierno chino y que además  trabaja con ZTE, Huawei y Blu. El número total de afectados ascendería a unos 700 millones de teléfonos en todo el mundo, según indicó una investigación realizada por el diario. De hecho en EEUU la cifra solo asciende a 120.000 terminales de la marca Blu. La firma estadounidense Kryptowire descubrió  que varios modelos de Blu enviaban información de contactos, historial de llamadas y otros datos sobre el dispositivo a un servidor en Shanghai, todo a espaldas de los usuarios.
0