Internet y Negocios
El Gobierno de China prepara una reforma legal que podría aumentar aún más el control estatal sobre el Internet, lo que hace temer incluso un corte y aislamiento total de la red china con la del resto del mundo. Un borrador de esta reforma fue publicado por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MIIT) para recoger opiniones y sugerencias durante un mes, aunque más bien ha generado dudas y críticas, por ese miedo a que cause la “desconexión” definitiva de internet en China. La regulación, que los ciudadanos chinos pueden comentar hasta el 25 de abril (a través de fax, correo electrónico o carta), contempla multas de entre 1.500 y 4.500 dólares a los infractores. El proyecto de regulación estipula que todos los dominios de internet que operen en el país deben estar registrados dentro del territorio chino, lo que en teoría supondría que los alojados fuera de China dejarían de ser “legales” y podrían ser bloqueados. Ese bloqueo en China lo sufren ya algunas de las páginas web más populares del mundo como Google, Facebook, Twitter o YouTube, pero no es una práctica generalizada aún, aunque la nueva regulación hace presumir que en un futuro sí lo sea. Ante estos temores, que han sido aireados incluso por internautas chinos en las redes sociales, responsables del MIIT respondieron que “las webs de instituciones gubernamentales como la Casa Blanca o las Naciones Unidas aún serán accesibles desde China”. Una afirmación que, lejos de tranquilizar, aumenta los temores, pues parece dar a entender que sólo las webs oficiales o gubernamentales escaparían de la nueva regulación. El bloguero experto en tecnología Long Weilian advirtió además en declaraciones al diario ThePaper de que grandes firmas chinas como Taobao (el “eBay chino”) o Baidu, el buscador más usado en el país, tienen servidores fuera y se podrían ver igualmente afectados. Algunas de ellas se alojan fuera del país por aumentar la seguridad, ya que los dominios en China suelen ser más propensos a ataques de piratas informáticos, por lo que Long predice un mayor peligro de “hackeos” con la nueva regulación.  
0