Internet y Negocios
Miles de taxistas cortaron el tráfico en las principales avenidas de Santiago y en otras ciudades de Chile para protestar contra la empresa Uber, a la que acusan de competencia desleal. Los gremios de taxistas afirmaron que más de 8.000 vehículos se sumaron al paro nacional que se replicó en ciudades como Copiapó, Viña del Mar, Valparaíso, Arica, Temuco y Rancagua. La movilización más multitudinaria se registró en Santiago, donde los conductores de taxis y los llamados colectivos -que realizan una ruta definida y son de uso compartido- obstaculizaron el tráfico en cinco puntos de la ciudad. La protesta obligó a cortar el tránsito en la Alameda, la principal arteria de la capital, donde centenares de taxis se estacionaron ocupando las cuatro calzadas. Los gremios de taxistas tradicionales denuncian la competencia desleal que, según ellos, ejercen los conductores de aplicaciones de transporte de pasajeros como Uber y Cabify. Uber, por su parte, respondió al paro convocado por los taxistas ofreciendo a sus clientes dos viajes gratis de hasta 10.000 pesos (unos 14,7 dólares) entre las 06.30 y las 19.00 horas. Los líderes de los principales gremios de taxistas entregaron en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, una carta dirigida a la presidenta Michelle Bachelet en la que denuncian que el funcionamiento de Uber infringe varias normas de la legislación chilena. La misiva indica que Uber vulnera la legislación sobre el transporte remunerado de pasajeros porque a los chóferes que usan la aplicación móvil no se les exige una licencia de conductor profesional. Uber, por su parte, sostiene que es una empresa de tecnología, no de transportes, y que existe un vacío legal en Chile que necesita una regulación clara para todos los actores del sistema.    
0