Internet y Negocios
Las autoridades chinas continúan reforzando el control sobre los contenidos disponibles en internet, y en su afán, se han llevado por el medio a Apple. Por eso a partir de ahora los chinos ya no podrán disfrutar de los servicios de venta de libros  (iBooks Store) y películas (iTunes Movies)  en el país asiático. Aunque Apple no ha ofrecido ninguna explicación sobre lo ocurrido,  si emitió un comunicado en el que manifiesta sus esperanzas de “volver a poner los libros y las películas a disposición de nuestros clientes en China tan pronto como sea posible”. Según el diario norteamericano The New York Times,  el cierre se produjo por orden de la Administración del Estado para Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión chino, organismo encargado de regular los contenidos culturales en el país así como de su censura. En febrero, este regulador anunció un conjunto de reglas que restringían qué tipo de contenidos puede ser publicado online y quién puede producirlos. Pese a que la normativa entró en vigor en marzo, todavía no está del todo claro cómo va a afectar a las compañías extranjeras que ofrecen sus servicios en China. Al contrario que muchas otras empresas tecnológicas estadounidenses, Apple apenas había encontrado resistencia hasta la fecha por parte de las autoridades a la hora de introducir nuevos productos en el mercado chino.
0