Innovación
El consejero delegado del fabricante de automóviles eléctricos de lujo Tesla, Elon Musk, presentó el nuevo vehículo de la compañía, denominado Model 3, que se quiere convertir en el primer auto eléctrico de consumo de masas del mundo. Musk reveló el Model 3 en un evento celebrado en la localidad californiana de Palo Alto durante el que confirmó que la versión base del vehículo tendrá un precio de 35.000 dólares en Estados Unidos y que será el “mejor vehículo” del mercado que se podrá comprar por ese precio. Y antes de que terminase el evento, Musk anunció que Tesla ya había recibido 115.000 pedidos para comprar el nuevo vehículo, que no se producirá sino hasta 2017. El multimillonario de origen sudafricano y fundador de Tesla también reveló que el Model 3 tendrá una aceleración de 0 a 60 millas (de 0 a 100 kilómetros por hora) “en menos de seis segundos”, aunque añadió que otras versiones del modelo con baterías más potentes superarán esa marca. Además, el vehículo vendrá de fábrica con el equipamiento necesario para la conducción automática, algo que Tesla ha incorporado en las versiones más equipadas del Model S, un vehículo que tiene un precio de partida de 76.000 dólares. El precio también incluirá la capacidad de carga rápida de las baterías, que Tesla denomina “supercharging“. Estéticamente, Model 3 se asemeja a su hermano mayor, el Model S, aunque sus dimensiones son más reducidas. Mientras que el último puede acomodar hasta siete personas, Model 3 tiene capacidad para transportar “cinco adultos de forma cómoda”. Además, el techo del Model 3 es un panel continuo de cristal lo que según Musk permite aumentar el espacio para las cabezas de los ocupantes al mismo tiempo que ofrece una mayor sensación de volumen. Otro aspecto del Model 3 que es similar al Model S es que el vehículo cuenta con dos maleteros. Además del tradicional espacio de carga trasero, la ausencia del motor de combustión en la parte delantera permite utilizar el habitáculo para transportar objetos. Musk destacó que el Model 3 tendrá más espacio de carga que ningún otro vehículo de similares dimensiones en el mercado. Pero para hacer el Model 3 un producto realmente de consumo de masas, Tesla no sólo tiene que venderlo a un precio asequible sino que tiene que ser capaz de producirlo en grandes cantidades de forma rápida. Musk prevé una capacidad de producción de 500.000 unidades al año, lo que será posible principalmente gracias a la gigantesca fábrica de baterías que ha instalado en el desierto de Nevada.
0