Internet y Negocios
Sólo el 46 por ciento de los incidentes de ciberseguridad del mundo son consecuencia de la infección por programas maliciosos (“malware“). Así lo indicó Microsoft en una rueda de prensa celebrada en Madrid. En el encuentro con la prensa, la multinacional fundada por Bill Gates, publicó sus datos sobre seguridad en internet y cibercrimen. “No podemos combatir solos, las empresas tenemos que unirnos y colaborar contra el cibercrimen, ya que sólo así podremos hacer frente a un peligro que pone en riesgo a los usuarios de todo el mundo”, afirmó el director de Tecnología de Microsoft Iberia, Héctor Sánchez Montenegro. El año pasado, como consecuencia de los ataques cibernéticos, dos mil millones de datos de internautas quedaron expuestos y se destruyeron tres billones de dólares de valor de mercado, según la firma tecnológica. Entre los datos mostrados destaca que el 23% de los trabajadores de las empresas pican ante mensajes de “phishing” (en los que los piratas suplantan la identidad de alguna corporación), y de ellos, el 11 % acaba ejecutando el archivo malicioso adjunto en el correo. Pese a su conocimiento, actualmente sólo el 54 por ciento de las empresas ofrece cursos de formación a sus empleados sobre ciberseguridad.
0

Internet y Negocios
El primer ministro de Australia, Malcom Turnbull, anunció  una estrategia de ciberseguridad para proteger a su país de posibles ataques cibernéticos, como el espionaje extranjero. Según datos oficiales, el cibercrimen cuesta anualmente a Australia más de 779 millones de dólares (690 millones de euros), aunque se calcula que su “impacto real” es de 1.325 millones de dólares (1.172 millones de euros). El coste de este plan, estimado en unos 179 millones de dólares (159 millones de euros), se sumará a los 312 millones de dólares (276 millones de euros) comprometidos en la ciberseguridad en el Libro Blanco de Defensa. La estrategia también incluye el fortalecimiento de las ciberdefensas y la creación del puesto de ciberembajador, y la designación de un especialista para asistir al mandatario en asuntos de ciberseguridad. Estas decisiones fueron anunciadas meses después de que los ordenadores de la Oficina de Meteorología de Australia (BoM, en inglés) fueran víctima de un ciberataque masivo presuntamente orquestado por China. Turnbull confirmó en su intervención el ataque contra la BoM, al comentar que éste “fue descubierto por primera vez a principios del año pasado y el departamento de Servicios Parlamentarios sufrió una intrusión similar en años recientes”. El mandatario también admitió que Australia cuenta con la capacidad de lanzar ciberataques.
0