Your address will show here +12 34 56 78
Innovación
El gigante de comercio digital Amazon retrasará por problemas técnicos la apertura al público de su primer supermercado sin línea de cajas, Amazon Go, que estaba previsto para finales de este mes, informó The Wall Street Journal. Ubicada en Seattle, la tienda funciona en modo de prueba para empleados desde diciembre, pero la tecnología que cobra automáticamente a los clientes al salir del establecimiento ha experimentado problemas cuando hay mucha gente. Las cámaras, sensores y algoritmos que siguen a los compradores y rastrean los productos funcionan “impecablemente solo si hay un pequeño número de clientes presente o sus movimientos son lentos”, dice el Journal, citando fuentes conocedoras de la operación. No obstante, la puntera tecnológica se topó con obstáculos al rastrear a unas 20 personas que ocupaban el supermercado al mismo tiempo, y también al localizar la etiqueta de los productos cuando habían sido movidos de su lugar específico en los estantes. Amazon no ha confirmado este retraso, aunque en diciembre anunció que la tienda, que ocupa una superficie menor a 170 metros cuadrados, estaría lista para el público general “a principios de 2017”. En aquel momento, la compañía anunció que estudiaba abrir más de 2.000 supermercados a partir este año y que estaba desarrollando un formato multifuncional de tiendas con opción de recogida en la puerta. En un vídeo en su web, Amazon muestra el concepto del supermercado Amazon Go, en el que los clientes entran utilizando una aplicación móvil como llave de acceso y pueden ver el cargo de la factura de su compra nada más salir, sin pasar por los habituales cajeros.
0

Innovación
El gigante estadounidense de la logística y el comercio digital Amazon presentó “Amazon Go“, una red de supermercados que no tienen cajeros y donde no hace falta esperar para pagar la compra. El usuario de este proyecto, aún en versión beta, solo tiene que descargar una aplicación para el teléfono, escanear un código para acceder a la tienda, adquirir lo que desea y abandonar la tienda sin más interacción. Un conjunto de cámaras, sensores y la utilización de sistemas de “deep learning” añaden todas las compras al carro de la compra de la aplicación o lo sustraen si el usuario cambia de opinión, y formalizan el pago una vez se abandona el establecimiento. Amazon asegura que ha trabajado en este concepto durante cuatro años y han conseguido que sea una realidad al “empujar los límites de la visión computarizada y el machine learning para crear una tienda en la que el consumidor simplemente se lleva lo que quiere”. “Machine learning” y “Deep learning” son sistemas que aplican principios computarizados para ayudar a mejorar algoritmos predictivos y constituyen un paso previo a la inteligencia artificial. El concepto patentado por Amazon se llama “Just Walk Out” y se pondrá primero en marcha en Seattle, donde se encuentra la sede de la empresa. Hasta la fecha, empresas innovadoras como Instacart habían copado un nuevo nicho al ofrecer un servicio de compra desde el móvil en supermercados convencionales, pero para ello requieren de personas que llenen la cesta de la compra. Instacart había mostrado intenciones de explorar las posibilidades de supermercados sin colas y sin cajas.
0