Your address will show here +12 34 56 78
Innovación
La Policía de Bentonville (Arkansas, EE.UU.) pidió al gigante del comercio electrónico Amazon que entregue los datos de su altavoz inalámbrico “Echo” para ayudar a resolver un crimen. Los investigadores del caso han logrado una orden judicial para exigir a Amazon que entregue el audio registrado por “Echo” como posible prueba para procesar al presunto asesino. James Andrew Bates, el sospechoso del caso y dueño de ese dispositivo, ha sido acusado de asesinato en primer grado, después de que las autoridades hallaran a la víctima, Victor Collins, estrangulada y ahogado en su jacuzzi en noviembre de 2015. “Amazon Echo“, también conocido como “Alexa”, es un asistente personal en forma de altavoz inalámbrico permanentemente conectado a Internet que capta sonidos y voces a través de un sistema de siete micrófonos incorporados y se activa a través de una palabra clave. El dispositivo, además de responder a las órdenes habladas sobre búsquedas en Internet o la reproducción de música, transmite su audio a la nube, incluyendo una fracción de segundo de sonido antes de la palabra de alerta. Sin embargo, la empresa estadounidense de comercio electrónico y servicios de computación en la nube rechazó entregar cualquier información registrada por “Amazon Echo” sobre el caso por cuestiones de privacidad.
0