Your address will show here +12 34 56 78
Innovación
Los carros eléctricos ya son una realidad, lo que parecía una ficción hace algunos años, ahora será posible con la llegada de estos automóviles, que están ya casi listos para tomar las carreteras los próximos años. Ahora viene el segundo paso: los aviones eléctricos, que, desde ya, hay empresas que están apuntando a esta innovación. Una de las iniciativas más interesantes es la del proyecto de investigación HighVolt dirigido por el Instituto de Investigación Tecnológica Saint Exupery de Toulouse, Francia. Se trata de un proyecto colaborativo en el que varias empresas están trabajando para investigar los últimos avances tecnológicos con los que tratar de conseguir una transición del motor de combustión al eléctrico en el mundo aeronáutico. El primer beneficio del desarrollo de los aviones eléctricos es el detener aviones menos contaminantes, pero también el de conseguir modelos que emitan menos ruido al despegar para poder acercar los aeropuertos a las ciudades y reducir costes y tiempos en los traslados y la duración final de los viajes. Pero todavía quedan dos o tres décadas para que estemos ahí. Por ahora, solo existen iniciativas que trabajan en la tecnología que harán que esta posibilidad exista, y otras empresas que buscan ser el Tesla de los aviones y que ya están trabajando en los primeros prototipos de avionetas. A continuación, algunos de esos proyectos: El proyecto HighVolt El objetivo de esta iniciativa es el de desarrollar los medios y tecnologías que ayuden las industrias aeronáutica, automóvil y ferroviaria en su transición a lo eléctrico. Estos avances son reducir el peso, el tamaño y los costes de los sistemas eléctricos, algo que también está persiguiendo el sector automovilístico. También quieren controlar y mitigar los riesgos que puedan suponer estas tecnologías para conseguir que sean lo suficientemente robustas y fiables para que la industria apueste por ellos. Hay que entender que este proyecto no es tanto para construir aviones como para investigar qué tecnologías se pueden utilizar en ellos. Por lo tanto, se trata de un primer paso para conseguir la tecnología necesaria. Wright Electric, Airbus y otras iniciativas Mientras unas empresas y universidades estudian la tecnología, empresas como Wright Electric o Airbus ya están trabajando en conceptos y prototipos. Podríamos considerar a esta primera como una especie de Tesla de la aviación. El objetivo final de Wright Electric es el de conseguir fabricar aeronaves eléctricas de 150 pasajeros capaces de hacer trayectos superiores a 400 kilómetros. También hay otras empresas como Flight of the Century, la empresa responsable de la avioneta Long-ESA que ya es capaz de volar a 320 km/h con su motor eléctrico de 258 caballos de potencia. O a Sun Flyer Aerospace, que ha desarrollado una avioneta de dos plazas que quiere destinar a la instrucción de nuevos pilotos. Cuando estas avionetas empiecen a tener modelos finales y fiables, el próximo paso será la creación de jets privados. Luego, llegará el turno de aviones de corta distancia que no necesiten grandes autonomías, y sólo cuando estos demuestren ser fiables y haya baterías lo suficientemente potentes y económicas se empezará a dar el paso final. ¿Estás listo para lo que se viene?
0

Innovación
El grupo industrial europeo Airbus y la Agencia Espacial Europea (ESA) firmaron un contrato para el desarrollo inicial de un sistema que garantice de forma segura y precisa el aterrizaje en la Luna de una misión rusa. Airbus explicó en un comunicado que el contrato, suscrito en la feria aeronáutica de Berlín por su división de actividades espaciales y de defensa, dotará del PILOT (dispositivo de aterrizaje preciso e inteligente mediante tecnologías de a bordo) a la nave rusa Luna-Resource. Abarca la fase B y la etapa C de desarrollo avanzado de PILOT, que será “un elemento clave europeo” en la colaboración entre la ESA y la agencia rusa Roscosmos en el terreno de la exploración espacial. Los trabajos para este proyecto se están llevando a cabo en las instalaciones de Airbus en Bremen (Alemania) y Toulouse (Francia) en colaboración con socios de países europeos y de Canadá, con técnicas que combinan la navegación con la detección y evasión de peligros para dar soporte al vehículo espacial. En concreto, PILOT ofrecerá a Luna-Resource (cuya misión al satélite de la Tierra debería producirse en 2017) información durante su fase de aterrizaje autónomo en los últimos minutos de descenso a la superficie de la Luna.
0

Innovación
La compañía aeronáutica Airbus ha registrado una patente que sin duda podría cambiar la industria de la aeronáutica para siempre, pues disminuiría el tiempo de embarque considerablemente: Se trata de una cabina desmontable. Según informó Aribus a través de un comunicado, el objetivo es “reducir el tiempo de inmovilización de la terminal de aviones y el aire”. La inscripción de la patente quedó registrada en el registro nacional de patente de Estados Unidos bajo el número 9.193.460. El nuevo sistema aprovecharía el enorme espacio en los aviones a través de módulos de cabinas, que serían instalados luego de que todos los pasajeros aborden desde la sala de embarque y una vez todos dentro del modulo (igual el equipaje), solo se introducirían en la carcasa del avión y listo. Este sistema similar al sistema de acople de un camión, reducirá considerablemente el tiempo de espera y aumentará la frecuencia de vuelos. Air
1