Your address will show here +12 34 56 78
redes sociales
La aplicación de mensajería para intercambiar imágenes para luego desaparecerlas, y que además ha cobrado gran popularidad en el público adolescente. Actualizó sus políticas de privacidad y sus términos de uso. Una de las razones que impulsaron el cambio en sus políticas, fue la preocupación de que el servicio de mensajería estuviese almacenando las imágenes privadas compartidas por sus usuarios. Para intentar tranquilizar a los usuarios, Snapchat aseguró en su blog oficial que no se dedica a almacenar en sus servidores las imágenes una vez han sido vistas por el receptor o han caducado, sino que las borra constantemente y, por tanto, “no podría compartirlas -ni lo hace- con anunciantes o socios comerciales”. Aunque la aplicación borre las imágenes de los servidores, los receptores de dichas fotos pueden recurrir a diferentes métodos o programas para realizar capturas de pantalla y salvarlas en su teléfono móvil. Por último Snapchat ofrecen un consejo que aplica para cualquier otro servicio en internet: “No envíe mensajes que usted no quisiese que alguien pudiese guardar o compartir”.  
0