Cultura Geek

El 13 de septiembre de 1985 salía a la venta en Japón “Super Mario Bros.”, un juego de plataformas para la consola de ocho bits Nintendo Entertainment System (NES) -Famicom para los nipones-, que revolucionó la industria del ocio digital.

Desde entonces, miles de jugadores de todo el mundo han pasado horas explorando tuberías y rescatando princesas en el clásico original, las revisiones para consolas posteriores y los juegos lanzados años más tarde.

En total, 16 títulos componen actualmente la serie Super Mario -excluyendo otros juegos de la franquicia como Mario Kart, los juegos deportivos de Mario, Paper Mario, Mario vs. Donkey Kong y un largo etcétera-, de los que se han vendido la friolera de 310 millones de unidades en todo el globo, según cifras de la compañía.

El origen de las aventuras de Super Mario fue, como en el caso de las grandes historias, un viaje. Un joven Shigeru Miyamoto, padre de ésta y otras exitosas franquicias de Nintendo, concibió el juego mientras miraba por la ventana de un tren.

Miyamoto se imaginaba saltando en el exterior, como haría el propio Mario impulsando la presencia internacional del gigante del entretenimiento, antiguamente una empresa regional de naipes.

Las anécdotas en torno a la creación de Mario son variadas y algunas pasan inadvertidas ante los jugadores ocasionales.

La más destacada es que en realidad el personaje apareció por primera vez en el juego para recreativas “Donkey Kong” (1981) bajo el nombre Jumpman (hombre salto), donde ejercía la carpintería antes que la fontanería, o que un año más tarde interpretó su primer y único papel como villano hasta la fecha en “Donkey Kong Jr.”.

Para celebrar el 30 aniversario de Super Mario, Nintendo ha lanzado “Super Mario Maker”, un juego con niveles ilimitados en el que los usuarios crean sus propias fases y las comparten con otros jugadores a través de internet.

0