Your address will show here +12 34 56 78
Innovación
Un ejército de 287 elefantes marinos portan dispositivos de rastreo en sus cabezas para recolectar información sobre su población y las condiciones en las aguas antárticas, según reseñaron  medios australianos. “Por primera vez se ha podido monitorizar las condiciones oceanográficas de forma simultánea con la conducta animal, dando un cuadro integrado de la estructura del océano y cómo éste afecta a la actividad de los elefantes marinos”, comentó Mark Hindell, autor principal del estudio La información recogida por los investigadores del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos de la Universidad de Tasmania y otros científicos internacionales afirmaron que la población de elefantes marinos ha aumentado levemente desde 2005 en la isla subantártica de Macquarie. La población total de los elefantes marinos en esta isla australiana aumentó hasta los 750.000 ejemplares, según este estudio de seis años hecho con equipos de rastreo por satélite, que registraron inmersiones de más de una hora y a unos 2.4000 metros de profundidad y desplazamientos de hasta 5.482 kilómetros. El estudio remarcó que la disminución constante del número de elefantes marinos en la isla Macquarie está relacionada con el aumento de bloques de hielo en las aguas, lo que impide que puedan llegar a algunos lugares en donde se abastecen de alimentos. El hielo procede de los témpanos que se desgajan del continente antártico debido, en parte, al calentamiento global. Hindell explicó que los elefantes marinos están sumergiéndose en el agua constantemente, lo que ha permitido captar información de alta resolución sobre las características de las aguas antárticas, como la temperatura o la salinidad, entre otros aspectos.
0