Your address will show here +12 34 56 78
Web TV
La compañía Comcast, la operadora del mayor sistema de televisión por cable en Estados Unidos, acordó el pago de una multa de 2,3 millones de dólares a las autoridades federales por cobrar a sus clientes por servicios o equipos que no habían sido solicitados. La sanción es la mayor impuesta por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) a una compañía de cable y obliga a presentar un plan de cumplimiento en los próximos cinco años para que sus operaciones puedan ser vigiladas por los reguladores federales. Este acuerdo pone fin a una investigación abierta hace dos años por el regulador federal por quejas presentadas en 2014 y 2015. La mayoría de ellas se deben a una práctica denominada “opción de facturación negativa“, por la que Comcast cobraba a gran parte de sus 22 millones de clientes si no se han negado activamente a rechazar o cancelar un servicio. Entre estos servicios adicionales por los que cobraba sin haber pedido permiso a sus clientes se encontraban planes “premium” y grabadores de video digital. La FCC remarcó en la nota que “se exige que todas las compañías de cable y telefonía asuman su responsabilidad por la precisión de sus facturas y asegurar que sus clientes han autorizado cualquier cargo”. Por su parte, Comcast reconoció en un comunicado que “en el pasado, nuestro servicio al cliente debería haber sido mejor y nuestras facturas más claras, y que los clientes en ocasiones han sido confundido o frustrados o confundidos de manera innecesaria”. Hace un año, la FCC impuso una multa de 100 millones de dólares a la compañía telefónica AT&T por ralentizar el acceso a las conexiones de internet desde sus teléfonos inteligentes.  
0