Internet y Negocios

7 tips para comenzar tu emprendimiento con poco dinero

Cuando decidimos emprender es necesario tener las ganas, la fortaleza y la estrategia necesarias para continuar el camino. Otro de los aspecto importante es el capital, tener una buena base de dinero facilitará muchos elementos a la hora de comenzar tu propio negocio, pero ¿y si no se cuenta con mucho dinero? Lo primero que hay que saber es que no necesariamente fracasarás si no cuentas con un poderoso capital. Por ejemplo, existen varias iniciativas que permiten generar muchas ganancias a partir de un presupuesto moderado. Aprender a administrarte y enfocarte en tus propios objetivos serán las claves primordiales para ser tu propio jefe. Sin embargo, y gracias al portal Entrepeneur, algunos consejos como los siguientes te facilitarán aún más el camino de emprender con poco capital:

  1. Emprende en el terreno que conoces: el giro que elijas para tu negocio debes conocerlo a la perfección para saber cómo dirigirte en él para tener éxito. De esta manera también darás mejor uso al dinero que tienes destinado para impulsar tu empresa, evitando hacer gastos innecesarios que podrían terminar por afectarte.
  2. No pagues alquileres: el gasto que definitivamente debes ahorrar es el del pago por espacios físicos. Salvo que estés considerando abrir un negocio de comida, como un restaurante, no pagues por oficinas o locales. En este punto, el internet será clave para apoyarte en tu negocio y si se trata de visitar a tus clientes, hazlo en sus instalaciones.
  3. Reduce tu personal: trata de pagar únicamente los salarios de los trabajadores que sean esenciales y básicos para tu compañía e intenta hacer tú mismo la mayoría de las labores del día a día. Algo que puede servir es contratar personas freelancer.
  4. Elabora un plan de negocios: este es uno de los pasos más importantes para tener éxito y superar el tema del escaso capital económico. Mientras mejor tengas definidos tus objetivos, mejores serán tus resultados.
  5. Procura tener mayores ingresos y menores egresos: debido al poco capital que tienes para invertir en tu negocio, debes al menos en un principio, hacer evaluaciones bimestrales o trimestrales con el objetivo de aumentar tus ingresos y reducir tus egresos.
  6. Convierte Internet en tu templo sagrado: trata de aprender todo lo relacionado a empresas en la red y no en una escuela. Sitios relevantes, consejos y tutoriales son necesarios para cumplir este punto.
  7. No pierdas la cabeza con el “negocio de tus sueños”: hay que tener especial cuidado con “soñar” y desbocarte por ese sueño. No es del todo malo, pero hay que recordar siempre tener los pies puestos sobre la tierra.